Valoración del libro
5

Género: Fantasía histórica
Publicado en: 2010
Título original: Abraham Lincoln Vampire Hunter
Sinopsis: La reputación de Abraham Lincoln se basa en haber salvado a su país de los estragos de la secesión y en la abolición de la esclavitud. Pero su heroica lucha contra las fuerzas del mal, contra los vampiros, los «no muertos», ha permanecido oculta durante cientos de años. Hasta que Seth Grahame-Smith, célebre coautor de Orgullo y prejuicio y zombis, descubrió el Diario secreto de Abraham Lincoln.
Usando ese asombroso documento como guía, Grahame-Smith ha reconstruido la verdadera historia del prócer estadounidense, revelando los temibles secretos tras la Guerra Civil y arrojando luz sobre el papel de los vampiros en el nacimiento y desarrollo de Estados Unidos, así como el momento en que esas terroríficas criaturas casi acabaron con el país.

Opinión:
Antes de leer este libro solo conocía a su autor de oídas, gracias a sus libros «Cómo sobrevivir a una película de terror» y «Orgullo, prejuicio y zombis», aunque nunca había leído nada suyo y este libro lo leí porque me enteré de que iban a convertirlo en película (sí, lo reconozco, no es la primera vez que me pasa, ya me sucedió con «Los juegos del hambre» y con «Juego de tronos»).

Para mi, Abraham Lincoln era famoso por haber promulgado la proclamación de emancipación de los esclavos negros en 1862, por haber pronunciado uno de los discursos más recordados de la historia el 19 de noviembre de 1863 en Gettysburg (me tocó estudiarlo en el instituto en clase de inglés) y por haber muerto asesinado en 1865 cuando asistía a una representación teatral.

Lo que nunca hubiese pensado es que el bueno de Abe fue cazador de vampiros antes de convertirse en presidente de los Estados Unidos y que la Guerra de Secesión fue realmente un intento de los vampiros por hacerse con el control del país.

Esa es la historia que nos cuenta Seth Grahame-Smith en este libro, consiguiendo una ficción histórica bastante lograda ya que logra hilvanar la vida de real de Abraham Lincoln con su aventura vampiresca de un modo natural y fluido, sin situaciones forzadas ni hechos metidos con calzador.
Probablemente el libro no supere el escrutinio de alguien que conozca en profundidad la vida de uno de los presidentes americanos más conocidos, pero en mi caso he de reconocer que encaja perfectamente con los datos que conozco de su vida (y con los que he podido encontrar tras una rápida búsqueda por internet).

El libro en si no es ninguna maravilla; está escrito con un estilo facilón, que se deja leer pero que no encandila. Grahame-Smith no comete los típicos errores de escritor novato -ya que no lo es- pero sí que emplea algún que otro truco de escritor del montón, como finalizar alguna de las tramas que va abriendo mediante el antiguo método de dejar de hablar de ellas y conseguir que caigan en el olvido. Los personajes son, por así decirlo, monodimensionales, sin ninguna profundidad más allá que el papel que les toca representar.
Pese a todo ello, el libro tiene un par de cosas muy buenas; la primera es que el ritmo no decae en ningún momento y la segunda es que me leí el libro este verano en la cafetería de un hotel de Lugo, y no solo consiguió entretenerme y llenar los ratos muertos sino que en más de una ocasión hizo que alargara el rato que pasaba tomando café con tal de leer un poco más.

Valoración: Entretiene. Tres estrellas.

Leave a Reply