Valoración del libro
5

Género: Novela negra
Publicado en: 2012
Sinopsis: «En la casa del colombiano encontraron dos pistolas, una escopeta recortada, un hacha de carnicero, una sierra, algo de cocaína, tres teléfonos móviles casi prehistóricos y 19.000 euros en siete fajos de billetes arrugados, escondidos tras un cajetín de la luz. Pero lo que más inquietó a Velasco, lo único que le alteró el pulso, fue una habitación sin ventanas, con todas las paredes, el techo y el suelo forrados de plástico, como el que se usa para proteger los muebles cuando se va a pintar. No había ninguna brocha en la casa. La habitación estaba limpia y completamente vacía, salvo por un cubo. El cubo estaba lleno de ácido sulfúrico».
«31 noches» es un mes de agosto que empieza y acaba en ese cubo, que está esperando un cadáver para disolver. Es la historia corrosiva de un periodista se ve arrastrado en una trama de narcos, matones de discoteca y deudas pendientes en la noche de Madrid.

Opinión:
«31 noches» es la primera obra de ficción del periodista Ignacio Escolar; una novela corta que nos adentra en el mundo del hampa madrileña, donde los asesinatos, los policías corruptos y las guerras de los narcos están a la orden del día.

Es una novela que me enganchó desde las primeras páginas, sobre todo por la frase con la que termina el segundo capítulo:
A Alek lo conocí hace casi dos años. Es cuarentón, gigantón, tranquilote y simpático. Le gusta la montaña y hacer bromas. Se ríe con facilidad. Mide casi dos metros, pesa más de cien kilos y le cuesta enfadarse. Solo lo hace por trabajo, solo cuando no queda otra opción. Es polaco, tiene amigos poco recomendables y un pasado del que no le gusta hablar. Ahora lleva una vida mejor y más tranquila: trabaja de jefe de los porteros de la discoteca Premium.
Fue Alek quien me presentó a mi asesino, pero no le guardo rencor.
Cuando la leí me entraron ganas de saber como acaba eso de que te presenten a tu asesino porque, salvo que se trate de un libro de fantasmas, no es una situación muy normal. Varias ideas se me pasaron por la cabeza, como la de que el protagonista tuviese que fingir su propia muerte, pero ninguna me convencía, así que decidí dejar de pensar y tratar de llegar lo antes posible al momento en que se explique esa frase; lo hice tres horas después (como ya he mencionado antes, se trata de una novela corta), pero para entonces mi satisfacción inicial con el libro se había ido difuminando.

«31 noches» tiene más defectos que virtudes. La historia engancha, pero en cuanto te paras a pensar un poco te das cuenta de que falla más que una escopeta de feria.
Los personajes son bastante absurdos y su manera de actuar parece metida con calzador para conseguir guiar la historia hacia donde debe ir (no se si me explico bien, la sensación que me quedó es la misma que tienes cuando en una película de terror la rubia buenorra se separa del grupo para ir a investigar un ruido extraño; todos sabemos que es una reacción que escapa a toda lógica pero es algo que debe ocurrir para que el asesino pueda matarla).
De los tres personajes principales, Alek, Velasco y Periodista (que yo recuerde nunca se menciona su nombre), el único que saca un aprobado justito es el polaco; Velasco es una mezcla entre Torrente y Harry el Sucio y Periodista representa a la perfección el papel de rubia buenorra de película de terror.
Después de hacer la habitual búsqueda de opiniones por la red, me he quedado un poco decepcionado; en todas partes hablan maravillas de esta obra, considerándola una muy buena novela negra. Igual es que la idea que tengo yo de «muy buena novela negra» está equivocada, pero la impresión que me da es que el libro de Ignacio Escolar no supera la comparación con los principales exponentes de la novela negra actual, como el sueco Henning Mankell, por no hablar de los maestros del género como pueden ser Raymond Chandler y Dashiell Hammett.

¿Significa eso que leer «31 noches» es una pérdida de tiempo?. No, simplemente significa que es una novela para pasar el rato y que gracias a su corta extensió no llega a hacerse cansina (si tuviese el doble de páginas ya sería otro cantar).

Valoración: Creo que dos estrellas está bien.

2 Comentarios hasta ahora.

  1. belen says:

    Yo creo que para gustos los colores y, que a cada uno le puede parecer una cosa.
    A mi me pareció entretenida y la leí fácilmente.
    Yo la descubrí en Conspicua, nuevo sello para novela de autor, una buena iniciativa. Si te apetece echar un vistazo.
    https://www.facebook.com/conspicuacoleccion

  2. Obviamente, lo que le gusta a unos no tiene por que gustarle a otros, si no la vida sería aburridísima.

    A mi también me ha parecido entretenida y de lectura fácil, pero eso no quita que no deje de parecerme una novela para pasar el rato; me proporcionó tres horas entretenidas pero poco más.

    Un saludo y gracias por pasarte por aquí.

Leave a Reply