Valoración del libro
5

Autor: Ryūnosuke Akutagawa
Género: Narrativa
Publicado en: 1915 - 1919
Título original:  羅生門
Sinopsis: Entre 1915 y 1919 escribió los cuentos reunidos en este volumen el que probablemente sea el escritor más brillante de la generación neorrealista nipona, un movimiento de reacción contra el naturalismo y las distintas tendencias neorrománticas (esteticismo, idealismo humanitario) que dominaban la escena literaria japonesa en las dos primeras décadas del siglo XX. Como la mayoría de los “ismos” nipones, apresuradamente adoptados a medida que se conocían sus modelos europeos, la denominación es un poco vaga, pero en todo caso define una actitud intelectualista, que desconfía de lo sensorial y lo intuitivo, y aspira a insertar una visión metafísica diferente en la literatura contemporánea.
“Rashômon”, “La nariz”, “Kesa y Moritô”, “En el bosque” y “El biombo del Infierno” recrean plásticamente la refinada decadencia y la oculta crudeza de la época Heian (794-1184).


Opinión:
Existe la opinión generalizada de que la literatura "oriental" es muy diferente a la nuestra, la "occidental", y que en la mayoría de ocasiones los autores emplean un estilo que resulta extraño y poco atractivo para la mayoría de nosotros. Tras meditarlo he de reconocer que estoy de acuerdo con esa opinión.
La literatura oriental, dentro de la cual es obvio que se incluye la japonesa, es diferente a la nuestra porque que su cultura es diferente a nuestra cultura. Es por eso que en muchas ocasiones el estilo de los escritores japoneses nos resulta cuanto menos chocante, sobre todo el de los autores más alejados de la época actual. Pero eso es algo que sucede con prácticamente todas las representaciones artísticas que nos llegan desde aquellas latitudes; solo hay que fijarse en la pintura japonesa o en su música.
Pero también es cierto que esas diferencias son, en buena parte, prejuicios hacia lo que viene de fuera y es distinto a lo que estamos acostumbrados. Por ejemplo, la música hecha con tambores taiko nos resulta "rara", aunque en el fondo no sea tan diferente a otras expresiones musicales muy occidentales



La literatura japonesa es un claro ejemplo de que la calidad no conoce de barreras culturales. Es cierto que carecemos del bagaje necesario para poder apreciarla completamente sobre todo si, como Akutagawa, nos traslada al japón feudal, pero también es cierto que si la obra es buena vamos a saber disfrutarla.

Eso el lo que sucede con esta colección de cuentos, una verdadera joya en la que el autor hace gala de una prosa amable, elegante y hasta preciosista, para relatarnos la realidad más descarnada. Particularmente recomiendo "Rashōmon" y "En el bosque", tal vez influido por mi admirado Akira Kurosawa.

Valoración: Cuatro estrellas. Si te gusta la literatura japonesa este libro es una apuesta segura y si no, es una opción perfecta para aproximarte a un mundo al que casi siempre le damos la espalda.

Leave a Reply