Valoración del libro
5

Género: Fantasía
Publicado en: 1945
Título original: Animal Farm
Sinopsis: Los animales de la granja de los Jones se sublevan contra sus dueños humanos y les vencen. Pero la rebelión peligrará al surgir entre ellos rivalidades y envidias, y al aliarse algunos con los amos que derrocaron, traicionando su propia identidad y los intereses de su clase. Aunque Rebelión en la granja fue concebida como una despiadada sátira del estalinismo, el carácter universal de su mensaje hace de este libro un extraordinario análisis de la corrupción que engendra el poder, una furibunda diatriba contra el totalitarismo de cualquier especie y un lúcido examen de las manipulaciones que sufre la verdad histórica en los momentos de transformación política.

Opinión:
Si buscas un cuento pastoril, un ideario ecologista o algo similar a las fábulas de Esopo, con una moraleja ejemplarizante, te has equivocado de libro. "Rebelión en la granja" es una furibunda crítica al estalinismo, extensible a cualquier totalitarismo.
Mediante esta entretenida fábula, Orwell construye un retrato de la Unión Soviética, plasmando en las vidas de los animales de la Granja Manor la historia del pueblo ruso a partir del momento en que se convirtió en pueblo soviético.

A lo largo de las pocas páginas de este cuento, George Orwell nos trasmite la misma idea que unos años después repetiría en la también magistral "1984", ningún totalitarismo, por mucho que busque el bien del pueblo, es bueno; mucho menos si lo que busca ya no es el bien del pueblo sino el del dirigente totalitario.

Los animales de la Granja Manor, esclavizados por el señor Jones, se rebelan contra su opresor y, liderados por los cerdos, consiguen tanto expulsarlo a él y a su familia como repeler el posterior contrataque de los humanos. Contra todo pronóstico consiguen lo que ansiaban, ser libres y poder disfrutar en paz del fruto de su duro trabajo.
Para que todo sea más eficaz, los cerdos, los animales más inteligentes de la granja, se ofrecen para planificar el trabajo, de modo que todas las necesidades de los animales estén cubiertas.

Pero lo que inicialmente parecía el paraíso se va convirtiendo, poco a poco, en una situación en la que los animales trabajan tanto o más que con su antiguo amo para recibir lo mismo o menos que recibía antes.
Pero no todos los animales sufren esta situación, los cerdos, debido al extenuante trabajo intelectual que deben realizar para que la granja funcione, se van adjudicando una serie de privilegios de los que no pueden disfrutar el resto, como por ejemplo vivir en la granja del señor Jones y disponer en exclusiva de las manzanas que se producen, no porque sean escasas y deliciosas sino porque son necesarias para pensar mejor.

Como ejemplo de este paulatino cambio tenemos los siete mandamientos, redactados tras la conquista de la granja y que plasman los pilares sobre los que se sustentará el paraíso animal.

Los siete mandamientos (primer intento)
  1. Todo lo que camina sobre dos pies es un enemigo.
  2. Todo lo que camina sobre cuatro patas, o tenga alas, es un amigo.
  3. Ningún animal usará ropa.
  4. Ningún animal dormirá en una cama.
  5. Ningún animal beberá alcohol.
  6. Ningún animal matará a otro animal.
  7. Todos los animales son iguales.
Los siete mandamientos (segundo intento)
  1. Todo lo que camina sobre dos pies es un enemigo.
  2. Todo lo que camina sobre cuatro patas, o tenga alas, es un amigo.
  3. Ningún animal usará ropa.
  4. Ningún animal dormirá en una cama con sábanas.
  5. Ningún animal beberá alcohol en exceso.
  6. Ningún animal matará a otro animal sin motivo.
  7. Todos los animales son iguales.
Los siete mandamientos (redacción definitiva)
  1. Todos los animales son iguales, pero algunos animales son más iguales que otros.
Como divertimento añadido a la lectura de esta obra universal, podemos intentar encontrar correspondencias entre los personajes literarios y los personajes históricos. Si quieres conocer  mis conjeturas no tienes más que pulsar en el botón que hay justo aquí debajo.


  • Mayor (cerdo). Sin lugar a dudas representa a Lenin.
  • Napoleón (cerdo). Otro que no me ofrece dudas, representa a Stalin.
  • Bola de nieve (cerdo). Tercer y último personaje que tengo claro al 100%. Representa a Troski.
  • Sr. Jones (humano). Podría representar al zar Nicolás II, pero no muere cuando los animales se hacen con el control de la granja, por lo que probablemente represente al antiguo régimen.
  • Los perros. Tienen toda la pinta de simbolizar la NKVD, "precursora" de la KGB.
  • Chillón (cerdo). Cuando leí el libro no podía evitar asociarlo con el periódico Pravda.
  • Las ovejas. Analfabetas y manipulables, me recordaban al proletariado, pero la presencia de Boxer me hacía asociarlas más al campesinado.
  • Boxer (caballo). Su solución a todos los problemas es trabajar más; claramente representa al proletariado, tal vez personificado en Stajánov, obrero soviético que dio nombre (pero no origen) al trabajo a destajo.
  • Moses (cuervo). Imagen de la religión en general y de la iglesia ortodoxa en particular.

Valoración: "Rebelión en la granja" es una obra fundamental de la literatura del S. XX, merecedora sin ninguna duda de las cinco estrellas.

Leave a Reply